Aportes de La Junta Agroempresarial Dominicana, Inc.

La organización y unificación del sector agropecuario alrededor de un principio: Promover y defender la producción nacional, elevando la eficiencia del productor y transformarlo en un Agroempresario, donde participan por igual grandes, medianos y pequeños productores de la Reforma Agraria constituye uno de los logros más importantes alcanzados por la institución.


  • Gestión y establecimiento de una Ley de Tasa Cero de arancel para insumos agrícolas, equipos y maquinarias de uso en la producción agropecuaria fue una lucha coordinada y dirigida por la JAD, que logró ese objetivo y permitió cohesionar a todo el sector en torno a una misma causa.
  • Obtención de la eliminación del ITBIS a los productores de origen agropecuario, en 1993. La JAD encabezó y dirigió la lucha que evitó gravar con el ITBIS a los productos agropecuarios no procesados, evitando así que estos aumentaran de precios.
  • Establecimiento del primer Programa de Asistencia Técnica Privada del país con apoyo de varias instituciones nacionales y extranjeras, en 1986, fruto de lo cual han venido más de 100 expertos nacionales y extranjeros. El establecimiento de este programa ha sido fundamental en el proceso de modernización de la agropecuaria dominicana mediante el ofrecimiento de servicios técnicos especializados que han impactado en el aumento de la proactividad y competitividad de los productos.
  • Establecimiento del primer servicio de información comercial privado de precios y mercados agropecuarios, aun cuando no existía la tecnología de Internet. Desde la propia fundación de la JAD, este servicio ha sido de mucha utilidad para productores, exportadores, técnicos e investigadores.
  •  Ejecución de un Programa de Fomento y Promoción de nuevos cultivos de exportación del país a nivel comercial: tales como chinola, aguacate, limones persas, vegetales orientales y banano orgánico, en 1989. Gracias a este programa de la JAD, la agricultura dominicana se ha diversificado y ampliado su oferta exportable, logrando ocupar lugares de preminencia en nichos de mercados.
  • Construcción y puesta en servicio del primer y más completo laboratorio de servicios agrícolas de los productores agropecuarios del país, en 1992. Este complejo de laboratorios ha sido un puntal muy importante para los agricultores dominicanos en sus esfuerzos por mejorar la calidad de sus productos.
  • Creación de un foro de diálogo y análisis que representa el primer mecanismo de consulta directa entre autoridades y productores agropecuarios denominados Encuentro Nacional de Dirigentes del Sector Agropecuario, iniciado en 1996. Estos Encuentros han servido de pauta para identificar la agenda de la política agroempresarial.
  • Ejecución del primer proyecto Privado de Apoyo a la Competitividad Agropecuaria (PROAGRO), con apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por U$1.94 millones, entre 1995-1998. La ejecución de este proyecto puso de manifiesto el impacto que puede tener en la apicultura criolla un proyecto de carácter nacional en el aumento de la productividad y competitividad.
  •  Establecimiento y ejecución del primer Programa de Pre-inspección en origen de frutas y vegetales destinados al mercado de Estados Unidos, entre 1985-1991, a través del cual fueron exportados más de 153 millones de cajas de estos productos. Este programa fue clave para que un volumen significativo de estos productos entrara al mercado norteamericano sin problemas fitosanitarios.
  • Ejecución del primer Programa Nacional de Manejo Integrado de Plagas, en coordinación con la Secretaria de Estado de Agricultura, (SEA) y el Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF), iniciado en 1990, el cual está vigente.
  • Establecimiento y ejecución del primer Programa Nacional de Titulación de Tierras con auspicios de la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) que dio como resultado el proyecto nacional de modernización de la jurisdicción de tierras, por U$45,000,000.00, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que hoy administra y ejecuta la Suprema Corte de Justicia.
  •  Conducción del primer Programa de Reforestación Agroempresarial en cuencas ríos de y otras zonas criticas del país, iniciado en 1999 y todavía vigente.
  • Participación activa y mantenimiento de una posición de liderazgo en las Negociaciones Comerciales y la defensa de la producción dominicana en foros internacionales de Negociación comerciales.
  • Ejecución de un proyecto de apoyo a mercados directos de productores en Baní, Moca, San Francisco de Macorís y San Juan de la Maguana, con el apoyo financiero del gobierno de Estados Unidos.
  • Ejecución de un Proyecto de Recuperación de Fincas Ganaderas en 11 provincias afectadas por el huracán Georges, que beneficio a 2,500 pequeños ganaderos y ganaderas, desde el 1999 hasta el 2000.
  • Ejecución de un proyecto de apoyo a la ganadería de la Provincia Bahoruco, que beneficio a 1,500 pequeños productores y productoras, con 112 vacas preñadas, en el 2000.
  • Ejecución de un proyecto de búsqueda de alternativas al uso de Bromuro de Metilo en la producción de flores, melones y tabaco, con apoyo del programa de desarrollo industrial de las Naciones Unidas (UNIDO), entre los años 2000 y 2002.
  • Ejecución del primer Proyecto de Manejo de la Tristeza de los Cítricos, por medio de control biológico, que cubre más de 260,000 tareas cultivadas de cítricos, en diferentes regiones del país, iniciado en 1993.
  • Ejecución, conjuntamente con la Secretaria de Estado de Agricultura, la Unión Europea y los productores, de un proyecto de apoyo a la competitividad bananera, (PROBANANO) en el año 2001 y continua vigente.
  • Gestión, establecimiento y puesta en operación de la Bolsa Agroempresarial de la republica dominicana (BOLSAGRO), instrumento que promueve la modernización y transparencia del proceso de comercialización agropecuario, que entró en operación en agosto de 2002.